Fracciones

Libro: Fracciones
Autor: Z.P. Dienes
Editorial: Teide


Las experiencias en las que intervienen cantidades fraccionarias son extremadamente limitadas para todo niño. La idea de un medio, un cuarto, un tercio, dos tercios o tres cuartos, puede presentarse con cierta normalidad al niño, pero es evidente que son mayoría las, fracciones con escasa o nula posibilidad de presentársele en su vida cotidiana. Ello hace que las variaciones matemáticas necesarias para familiarizarse con las propiedades de las fracciones no entre a formar parte de su ambientación inmediata, y, por lo tanto, corresponde al medio ambiente escolar buscar el sistema concreto de proporcionársela. La edad en la cual los niños inician el estudio de las fracciones se sitúa en el momento de su desarrollo mental en que el aprendizaje se lleva a cabo fundamentalmente a partir de su experiencia personal y concreta, en un grado muy superior al conseguido a partir de la experiencia de otras personas. Así pues, es necesario que la escuela le proporcione la idea de fracción y las relaciones entre ellas elaboradas con los medios al alcance de los propios niños. Para este tipo de ejercicio será necesario un material didáctico concreto bajo la forma de bloques multibase, regletas encajables u otros pequeños objetos. Algunos profesores han construido su propio material con la ayuda de los alumnos.